Bonito momento donde la madre vuelve a vestir a su hijo, esta vez, para acompañarlo al altar, con el recuerdo sobre la mesa, de sus seres más queridos.

La habitación del novio