Muchas son las tendencias que año tras año van cambiando el sector nupcial de España, pero en la actualidad está teniendo lugar una revolución tecnológica en el ámbito de la fotografía de bodas. Y es que una de las novedades que ha llegado al sector para renovarlo completamente y quedarse, son las bodas en Realidad Virtual –o conocida por sus siglas en inglés VR-, una de las herramientas que prometen generar un gran cambio e impacto en la forma de documentar ese gran día, ya que ya se está posicionando como el vídeo de bodas del futuro.

La implantación llega a través de la empresa BrunSantervás, ganadora por sexto año consecutivo del galardón Wedding Awards de Oro, del portal nacional de referencia en el sector nupcial, Bodas.net, y como Proveedor Seleccionado por el portal internacional ZankYou Bodas.

“El desarollo del sistema de grabación Virtual en Bodas como método fiable, nos ha llevado casi dos años de desarrollo. Conseguir un método fiable de captura de la realidad con decenas de pruebas en Bodas reales era nuestro objetivo.”, declara Borja Brun, Coordinador Técnico del Estudio. “Nuestro objetivo final es proteger la memoria audiovisual de la familia, y conseguir un recuerdo tan único y especial para los futuros descendientes de la pareja como el que conseguimos con unas gafas de realidad virtual es indescriptible” declara Ana Santervás, Directora Comercial de BrunSantervás Fotografía, empresa con 21 años de experiencia en el sector nupcial.

Cada vez son más las parejas que optan por este sistema frente al vídeo tradicional, cuya visión  fragmentaria limita el campo de visión a la decisión del realizador, obviando los cientos de detalles, invitados o anécdotas que en una boda surgen y los novios y asistentes desean revivir con todo lujo de detalle. Con un vídeo de bodas 360o o de Realidad Virtual los novios podrán revivir el momento en el que dieron el “sí quiero” como si nuevamente estuvieran allí pero con el aliciente de poder mirar en todas direcciones y observar las reacciones de sus seres queridos así como los detalles del espacio que con tanto mimo prepararon.

A pesar de que la realidad virtual no es algo nuevo para muchos, puede decirse que no todas las personas saben lo que hay detrás de esta tecnología. Aunque su boom tuvo lugar en 2016, no ha sido hasta 2018 que ha llegado hasta el sector nupcial. Con los vídeos de 360o o de Realidad Virtual se consigue capturar todo el entorno en 360o, de esta forma los descendientes de la pareja, podrán volver al pasado y encontrarse virtualmente con aquellos familiares que  hayan fallecido y conocerlos en primera persona.