fbpx
logo

10 consejos para pedir matrimonio a tu pareja.

pedir matrimonioSeguro que te has imaginado una y mil veces ese momento en el que tu pareja te mirará a los
ojos y dirá que quiere pasar el resto de su vida contigo. Será uno de los más felices y
emocionantes de tu existencia.
Si estás en ese momento en el que deseas pedirle matrimonio a quien amas, recuerda que lo más
importante de la propuesta no será sólo la frase que le digas, sino también la forma en que te
presentas y especialmente el lugar donde estéis. Piensa que sumado el amor que sienta esa
persona hacia ti a una propuesta de matrimonio original y especial podrá llevar a que
tu pareja diga “sí, quiero”.
Lo cierto es que la vieja tradición de ponerse de rodillas mostrando un anillo es siempre una
idea romántica para proponerse a alguien, pero también podemos recurrir a otras ideas que
resulten sorprendentes. Y es que de un tiempo hacia aquí hemos notado la presión que sentís
algun@s de hacer algo único, porque que internet está repleto de vídeos virales de propuestas de
matrimonio súper originales, de artículos y fotografías… ¡las posibilidades son infinitas!
Pero no te preocupes ni te agobies, es cuestión de planificarlo todo y elegir el momento
adecuado, y es que, pedir matrimonio, es uno de los pasos más importantes en una relación de
pareja, así que si estás indeciso/a de cómo pedir matrimonio al amor de tu vida y no te decides
por ninguna opción, lo imprescindible en estos momentos es tranquilizarse y pensar en una
estrategia.
Mientras tu imaginación empieza a funcionar, vamos a ofrecerte algunos consejos seguramente
sean efectivos a la hora de pedir la mano a tu pareja:

1- Cuando no se lo espere, ¡sorprende a tu pareja! seguro que no se espera que en un día
cotidiano le pidan matrimonio, así que éste es tu momento. Hoy en día la inmensa mayoría de
pedidas se producen en casa, mientras se está haciendo algo tan rutinario como ver vuestra
serie favorita en la tele, y es que, para las parejas actuales, los pequeños gestos pero cargados
de significado pueden convertirse en un recuerdo imborrable.

2- El clásico anillo de compromiso solitario con diamante es siempre todo un acierto. Pero te
proponemos un regalo tanto o más original igual que hizo Big a Carrie en la película de “Sexo en
Nueva York”: le pidió matrimonio con unos espectaculares Manolo Blahnik: los zapatos de sus
sueños.

3- A veces cuando más sencillo mejor. Pedirle la mano a tu pareja durante una cena romántica
en un restaurante puede parecer algo aburrido, pero siempre puedes optar por hacerle tú la
cena en casa con velas y música. O durante un viaje a uno de sus destinos favoritos.

4- ¡Involucra a vuestra mascota! ¿Quién sabe despertar nuestras emociones mejor que
nuestros amigos peludos? Si tú y tu pareja tenéis una mascota la cuál es muy importante en
vuestra vida, puedes estar seguro/a de que involucrar a tu perro o gato es una idea genial.

5- Con ayuda de vuestros hijos. Si habéis tenido hijos, nada mejor que pedirles también a ellos
que formen parte de este momento. ¡Será un precioso recuerdo para todos!

6- El lugar en el que os conocisteis. Esa primera cita siempre tiene una magia especial. ¿Por
qué no repetirla en tu pedida de matrimonio? Los pequeños detalles serán los que harán que
los recuerdos garanticen lo mejor de ese momento.

7- Si sois de celebrar fechas, incluso puedes llevarlo a otro nivel pidiéndole matrimonio a tu
pareja el día exacto que os conocisteis por primera vez, ¡puede ser muy emocionante!
También, podéis revivir momentos y reflexionar sobre cómo han cambiado las cosas desde
entonces. Cuántos momentos bonitos habéis vivido juntos y lo que os quedan por vivir.

8- Si eres tímido/a pide la ayuda a muchas personas: “tus cómplices”. Es muy bonito porque
incluyes a tus amigos más cercanos para que sean parte de uno de los momentos más
importantes de vuestras vidas.

9- Si te apetece sorprender a tu pareja cántale su canción favorita, la que sonó cuando os
conocisteis en aquel bar o una que te recuerde a todos los momentos vividos juntos y pídele
que se case contigo. Es un detalle muy romántico que siempre recordaréis con mucho cariño.
Si no eres mucho de cantar, siempre la puedes poner de fondo a todo volumen mientras le
haces la gran pregunta.

10- Si tienes una pareja con mucho sentido del humor, la pedida de mano no tiene que ser
algo serio y solemne acompañado con lágrimas de alegría. Puedes hacer que la pedida de
mano sea muy divertida, así lo recordará para toda su vida.

Ten en cuenta que cada pareja es un mundo: no existe una fórmula ideal ni estipulada para la
pedida. Lo más importante es conocer bien a tu pareja y saber qué es lo que sería más
adecuado para su personalidad, si lo haces con todo tu amor, no te imaginas lo bonito que
resultará todo. ¡Mucha suerte!

Y si te dice que sí, y quieres que la boda también sea diferente e inolvidable, habla con nosotros, porque seguro que seremos capaces de crear algo diferente y profesional para vosotros. Te dejamos aquí abajo un formulario de contacto.


Comments are closed.